Mi  principal consejo es que bajo ninguna circunstancia se te ocurra coger el volante después de haber bebido. No solo estás poniendo en riesgo tu vida, también la de los demás, además pone en riesgo tu patrimonio, porque las compañías de seguros no cubren los siniestros ni responsabilidades civiles, cuando el tomador de seguro a dado positivo en el control de alcoholemia.
Dar positivo en un control de alcoholemia puede ser constitutivo de un delito o de infracción administrativa. Será constitutivo de delito si la tasa de alcohol encontrada es igual o superior a 1,2 gramos de alcohol por litro de sangre o en 0,60  mililitros de alcohol por litro de aire espirado. Profesionales: 0,3 gr/l en sangre o 0,15 mg/l en aire espirado, Noveles: 0,3 gr/l en sangre o 0,15 mg/l en aire espirado.

 

Serás castigado con pena de tres a seis meses de cárcel, multa de seis a doce meses ( de 360 euros a 144.000 euros) o trabajos en beneficio de la comunidad (de 31 a 90 días), además de la retirada del permiso de conducción de 1 a 4 años. Será sanción administrativa en  el caso de que el control de alcoholemia no supere el porcentaje indicado, pero sea superior  a 0,50 gr/ en sangre o 0,25 ml/litro de aire espirado, se considerará infracción administrativa, castigada con una multa de entre 300 hasta 600 euros y pérdida de seis puntos en el carné de conducir. Tienes derecho a que te realicen una segunda prueba, entre la primera y la segunda deberá mediar 10 minutos.
Si no estás de acuerdo con el resultado de la prueba, puedes solicitar con total libertad un análisis clínico, ya sea de orina o de sangre. En caso de ser negativo, la Jefatura Central de Tráfico asumirá los gastos de laboratorio, pero si es positivo es el conductor quien debe pagar dicho coste. En el caso de dar positivo se inmoviliza el vehículo. Si en ese momento circulaba con otra persona y ésta se encuentra en plenas facultades y posee el permiso de conducir, se puede hacer cargo del coche. E incluso,  estás en tu derecho de llamar a un tercero para que venga a recoger tu vehículo y evitar así el coste de la retirada del vehículo del depósito municipal, siempre y cuando el vehículo no se encuentre entorpeciendo la circulación. No te niegues a someterte a la prueba de alcoholemia.

 

Todos los usuarios de la vía, incluso un peatón, tienen la obligación de someterse a un control de alcoholemia o de sustancias estupefacientes. La negativa a someterte a la prueba de alcoholemia o de sustancias estupefacientes implica tu traslado a dependencias policiales, la inmovilización del vehículo, y además es constitutivo de un delito de contra la seguridad del tráfico, castigado con penas de prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años”. Si te niegas a someterte a las pruebas y tienes síntomas evidentes de encontrarte bajo los efectos del alcohol (habla pastosa, vocabulario reiterativo, fuerte olor a alcohol, etc.,) los agentes de la autoridad así lo harán constar en el atestado y te puedes encontrar imputado por dos delitos, uno conducir bajo los efectos del alcohol, y otro por negativa a someterte a las pruebas de alcoholemia. Sometimiento a prueba detección consumo drogas.

A diferencia que la conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas, el caso de las drogas es mucho más complicado. Sin embargo, legalmente, los derechos y deberes que tiene una persona sometida a una prueba por ingesta de sustancias estimulantes son los mismos que en un control de alcoholemia. El aparato que se está utilizando hoy en día en toda Europa, incluido nuestro país, es el Drug Test 500, fabricado por Dräger. Detecta cualitativamente el consumo de drogas a través de la saliva y está preparado para distintas variantes de estupefacientes: anfetaminas, metanfetaminas, opiáceos, cocaína, benzodiacepinas y cannabis. Sólo estima qué droga se ha consumido, pero no indica la cantidad. Tarda mucho en analizar la sustancia, lo que en ocasiones invalida la prueba. Al pasar un control de drogas, el procedimiento a seguir es exactamente el mismo que en la prueba de alcoholemia. Sin embargo, al ser un análisis que revela el tipo de sustancia pero no la cantidad de la misma, los positivos requieren una segunda prueba en un centro médico. Al contrario que con el detector de drogas, con un análisis clínico sí se puede determinar la cantidad de la sustancia en sangre. Los agentes te someterán a la prueba de saliva y, en caso de ser positivo, se envía como evidencia a un centro clínico para analizarlo y determinar el tipo de sanción. Ten en cuenta que hay sustancias que permanecen en la sangre días.

 

PROCEDIMIENTO JUDICIAL

 

Si has sobrepasado la tasa de 0,60 mg en aire aspirado, serás detenido y llevado a dependencias policiales, posteriormente se te citará, generalmente para el día siguiente, al objeto que  comparezcas en el Juzgado para celebrar un juicio rápido. Si no tienes abogado te designarán uno de oficio, pero ten en cuenta que si tus ingresos superan los 1.100 euros, deberás pagar al letrado de oficio, y las normas del Colegio de Abogados viene determinando que su minuta por este procedimiento gira en torno a los 900 euros, ten esto en cuenta a la hora de buscar un letrado más económico, dado que los juicios rápidos por alcoholemia generalmente terminan con conformidades, es decir  reconoces los hechos y el fiscal rebaja la pena un tercio de tu petición de pena inicial, pero esto es un derecho que tienes siempre no es un logro del Abogado. En el Juzgado se te tomará declaración sobre los hechos, si reconoces los mismos se te rebajará un tercio la pena dictándose sentencia en el momento, si no reconoces los hechos te citarán en los 15 días siguientes para la celebración de juicio. En caso de ser condenado, en los que has reconocido los hechos , el momento de retirada del permiso de circulación variara dependiendo del Juzgado que te haya condenado, ya que en algunos juzgados  tienes que entregar el carnet el mismo día que se dicta sentencia y en otros te requerirán posteriormente, consulta previamente con tu abogado la práctica del juzgado donde vas a ser enjuiciado dado que si tienes que entregar el carnet el mismo día que resultas condenado y has acudido al juicio en tu vehículo no podrás circular en el mismo.

Hola soy Pilar, puedes contactar conmigo ahora y atenderé tu consulta

o déjame tu teléfono y te llamaré en la mayor brevedad