Su defensa desde el principio, su libertad nuestro objetivo

Consejos ante una detención

Cuando una persona ha sido detenida, nuestra experiencia nos dice que contar con un abogado penalista desde la detención, para estar presente en su declaración en la comisaría y en el Juzgado, es crucial ya que son dos de los momentos más importantes de la defensa.

 

 

Si es detenido llame a un abogado de su confianza.

 

Sepa que los agentes de la autoridad o el juez deben concederle hasta 8 horas para que llegue el letrado que usted ha designado.

 

Debido a la celeridad de los acontecimientos puede ocurrir que en un primer momento no conozca a ningún profesional que le asista en su primera declaración, y sea asistido por un letrado oficio,  que no le supondrá ningún gasto, salvo que se le deniegue el Beneficio de Justicia Gratuita, esto ocurrirá si sus ingresos rebasan los 1065 euros, si la unidad familiar la compone solo un miembro, 1331,24 euros, si la componen hasta tres y 1.597,55 si la componen hasta cuatro miembros. En el caso que se le deniegue la Justicia Gratuita, tenga en cuenta que deberá  abonar los honorarios del letrado de oficio, sin que usted haya podido elegir un abogado de su confianza. Pero posteriormente siempre puede renunciar al abogado designado de oficio, abonándole sus honorarios y designar otro abogado  particular. En este supuesto, es necesario que pida el nombre, teléfono y dirección del abogado le haya asistido, con el fin, de que nosotros ,o el abogado que usted elija posteriormente para su defensa , pueda ponerse en contacto con el mismo al fin de pedirle la perceptiva venia profesional ,para poder hacerse cargo de su defensa.

 

Si ha perdido el nombre y los datos de contacto de su abogado, sólo tiene que ir al Juzgado o al Colegio de Abogados correspondiente, identificarte con su D.N.I , pasaporte o NIE y explicar que quiere los datos de su abogado ; se los facilitarán, pero sólo a usted;

 

Si le citan o llaman para declarar en la policía, guardia civil o el juzgado, llámenos inmediatamente para acompañarle y asistirle.

 

Acuda con un abogado de su confianza porque en caso contrario le designarán uno de oficio y puede llegar a esperar hasta que acuda el mismo, un máximo de 8 horas, teniendo además en cuenta que si usted no tiene derecho a Justicia gratuita  deberá abonarle sus honorarios

 

Tiene derecho a no declarar en la policía o guardia civil, y declarar, si lo desea, en el juzgado.

 

En el momento de la detención, si cree que ha cometido algún hecho que la Policía le pueda reprochar, es mejor no declarar, pues la información que ellos le van a dar, así como la que va a tener en ese momento su abogado es muy limitada, y la declaración en esas condiciones puede volverse más tarde contra usted. Por norma general es preferible declara el juzgado, ya que tendremos derecho a entrevistarnos con usted después del trámite policial y antes de declarar en el juzgado. Además, podremos consultar las diligencias en el juzgado, si éstas no han sido declaradas secretas, y asesorarle en lo que tiene que manifestar en su declaración.

 

No obstante, puede ocurrir que en casos de menor entidad sea conveniente  declarar porque a cambio la Policía le va a dejar en libertad, si su abogado así se lo aconseja debe seguir su consejo.

Sin embargo, desconfíe siempre de las recomendaciones y promesas de la Policía que le haga cuanto esté a solas con ellos sin su abogado.

 

Una vez finalizada su declaración o las manifestaciones de que no declara y aunque haya decidido no declarar, tiene derecho a una entrevista reservada con su abogado.

En esta entrevista que mantendrá a solas, debe contarle todos los detalles a su abogado, para que de esa manera pueda defenderle correctamente. No se preocupes, no puede contar nada de lo que le diga puesto que se encuentra amparado en el secreto profesional.

 

No se deje amedrentar por la policía o guardia civil:

 

  • no declare usted bajo ningún concepto sin la presencia de nuestros letrados
  • no firme nada si no está delante uno de nuestros abogados
  • ante cualquier agresión, maltrato físico, amenaza o coacción, solicite el Habeas Corpus, del mismo modo solicítelo si cree que le han detenido ilegalmente o sin motivo. – Es un procedimiento de puesta a disposición judicial. Lo puede solicitar la persona detenida, su cónyuge o similar, los padres, hijos o hermanos. Se debe hacer mediante escrito o comparecencia ante el juez, expresando nombre, circunstancias del solicitante, lugar de detención y el motivo de la solicitud. Es un procedimiento que implica que el Juez de guardia tiene que VER FÍSICAMENTE a la persona detenida en la sede judicial o en el Centro de detención, solicite Habeas Corpus solo cuando sea estrictamente necesario.
  • Solicite ser visto por el médico si está herido, tiene algún problema mental, ha consumido estupefacientes o alcohol, (esto puede servir para fundamentar una rebaja en la posible condena si se acredita que usted se encontraba bajo los efectos de las citadas sustancias), o necesita tomar medicación, este derecho le servirá en el caso de que este enfermo  deba tomar la medicación, pues la Policía no le dará ningún medicamento si no lo dice un médico. De igual forma, si estando detenido se encuentras mal, puede pedir que te lleven al médico en cualquier momento.

 

Los malos tratos a manos de la Policía no son frecuentes, pero puede darse el caso. Si sufre maltratos durante la detención o custodia en Comisaría, debe también pedir que le lleven al médico. En cuanto salga en libertad, acude a un centro de urgencias u hospital.

Guarde los informes y papeles que le den en el centro de urgencias u hospital, y póngase en contacto con tu abogado de confianza para prepararla denuncia contra lo que te hayan maltratado.

Intenta recordar la cara de los agresores y su apariencia física, así como la matrícula de los coches de Policía que actuaron, el lugar y hora lo más concretos posible, y todos los datos que puedas recordar, para de esa manera intentar localizar a los agresores.

 

Los informes tanto del médico al que le ha llevado la Policía, como el informe elaborado en el centro al que acuda  cuando salga en libertad, son importantísimos; sin esos informes no podrá hacer nada.

Es importantísimo que ante cualquier agresión por parte de los agentes que efectúan la detención, usted no les comunique que les va a denunciar, porque la práctica nos demuestra que en estos casos le acusarán de resistencia a la autoridad, o atentado con la finalidad de justificar que han tenido que emplear la fuerza indispensable para proceder a su detención.

 

Guarde cualquier documento que le pueda ayudar en su defensa

y recuerde los nombres u otros datos para identificar a los testigos.

 

Sepa que desde que se le detiene hasta que se le lleve a presencia de un juez no pueden pasar más de 72 horas.

 

Ha de ser informado de los motivos de tu detención, en el mismo momento en que se produce la misma(es bueno, memorizar la hora en que se produce la detención). Asimismo se han de identificar los agentes que procedieron a la misma. Tiene derecho absoluto a guardar silencio y a no declarar contra ti mismo y no declararte culpable.

 

Tiene derecho a que la policía comunique telefónicamente su situación a quien usted desee, familia, amigos.

 

Si usted es extranjero, tiene derecho a la presencia de un intérprete en su declaración y a comunicar al Consulado o Embajada de tu país tu detención.

 

Después de estos trámites ante la Policía

 

Se le pondrá a disposición judicial. Por norma general le pasarán a disposición judicial a la mañana siguiente.  El Juez  será quien decida sobre su situación personal es decir si te pone en libertad provisional, u ordena la prisión provisional. En el Juzgado además podrás ver de nuevo a un médico por si estuvieras enfermo o te encontraras mal.

 

En el Juzgado de Instrucción le van a pedir que de un domicilio donde le puedan localizar. Debe dar un domicilio donde le puedan efectuar las notificaciones, y comunicar cualquier cambio de domicilio, pues si no le localizan o no se presenta cuando seas llamado, ordenarán su búsqueda y detención.

 

Aunque te hayan detenido, no debe desesperarte ni desanimarse.

 

Existen muchas posibilidades de defensa en todos los asuntos, pues no basta con que le hayan detenido, la Policía y la acusación deben probar que es autor del delito que le acusan.

 

Debe desconfiar de las soluciones rápidas y demasiado fáciles.

 

Que siempre van acompañadas de exigencias de dinero. Si alguien le ofrece quitarte el problema a cambio de dinero, sólo se estará aprovechando de su situación y engañándole.

En Ability Abogados estudiamos tu caso y ofrecemos presupuesto sin compromiso.
LLÁMANOS AL TELÉFONO 615 944 098.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
error: Content is protected !!