La acción, nuestra mejor respuesta

Cómo saber si un despido es improcedente

Para saber si un despido es improcedente hay que valorar cada caso concreto, y es el juez quien dictamina la procedencia o improcedencia del mismo.

 

  • Cuando una empresa entrega una carta de despido, el trabajador debe firmar “no conforme” y poner la fecha de notificación al lado. La firma no implica conformidad con la medida, sino simplemente que el trabajador se da por notificado. La razón de consignar la fecha en que se recibe la carta es que desde ese momento y no uno anterior (en caso de que la carta esté antedatada) es cuando comienza a contar el plazo legal para interponer la demanda.

 

  • Si la causa del despido es económica, técnica, organizativa o de producción, es decir, por razones objetivas y en consecuencia ajenas al desempeño del trabajador, la empresa deberá poner a disposición de éste, simultáneamente a la carta de despido, una indemnización equivalente a veinte días por año de servicio, así como una cuantía equivalente a quince días de salario en el supuesto de que la fecha de notificación de la carta y de efectos del despido sea la misma. La aceptación por parte del trabajador de dichas cuantías, no implica conformidad ni con la cantidad ni con el despido. Si la carta pone de manifiesto que usted ha recibido cantidades dinerarias sin haberlas recibido, ponga pendiente de cobro, al igual que si le pagan con cheque.

 

  • Si la empresa no abonara junto con la carta de despido la indemnización legal, este hecho puede implicar la declaración de improcedencia del despido, salvo que la causa sea falta de tesorería. En todo caso, el trabajador siempre tendrá derecho a reclamar en un juzgado al menos esa cuantía.

 

  • No debe firmarse un documento de saldo y finiquito, ni siquiera “no conforme”. Este tipo de documentos contienen una declaración de voluntad del trabajador sobre su conformidad con la medida extintiva. Lo que podría ser valorado por un juez como liberatorio de cualquier responsabilidad por parte de la empresa.

 

  • Si la empresa ofrece entregar al trabajador la indemnización aludida en el punto segundo o la cuantía a la que ascienda su liquidación, condicionándolo a la suscripción del finiquito, éste debe negarse. El trabajador se ofrecerá a suscribir otro tipo de documento en el que simplemente reconozca haber percibido dicha cantidad, sin mostrar su conformidad con la misma ni con el despido.

 

  • Una vez notificada la carta de despido, el trabajador debe acudir a un despacho de abogados especializado en derecho laboral, a fin de que inicie las acciones legales oportunas. La consulta al abogado debe hacerse inmediatamente después de recibir la carta, dado que el plazo máximo para interponer la demanda es en los siguientes veinte días hábiles.

 

  • Junto con la carta de despido la empresa deberá poner a disposición del trabajador el certificado de empresa a fin de que éste pueda solicitar la prestación por desempleo en los quince días siguientes a la fecha de efectos del despido. No obstante, en caso de que la empresa no lo haga, los servicios de empleo tienen obligación de tramitar la prestación al trabajador aportando la carta de despido y las seis últimas nóminas.

 

  •   Si te despiden de palabra, sin comunicación por escrito, actúa como hemos explicado antes.

 

  •   Si le despiden verbalmente y no tiene ningún justificante que diga que le han despedido, lo primero que tiene que hacer es acudir a un abogado para que este pueda enviar a la empresa un burofax, con acuse de recibo, en el que exige saber porque no le permiten la entrada a te trabajo. Esto sirve para que en caso de ir a juicio, pueda acreditar que usted no ha sido el que ha abandonado el puesto de trabajo voluntariamente.

 

  • Es aconsejable que no sea usted el que redacte y presente la papeleta de conciliación ya que puede obviar datos en la misma que pueden resultar cruciales, y si los obvia posteriormente no los podrá añadir.

 

  • Si la empresa en la misma carta del despido reconoce la improcedencia del despido y pone a sus disposición la indemnización legal, firme no conforme y hable con la empresa, es más beneficioso para usted que la improcedencia del despido sea reconocida por la empresa en el SMAC, ya que en este supuesto la indemnización por despido resulta exenta de retención de IRPF.
En Ability Abogados estudiamos tu caso y ofrecemos presupuesto sin compromiso.
LLÁMANOS AL TELÉFONO 615 944 098.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
error: Content is protected !!