Cliente acusado de traficar con sustancia estupefaciente concretamente hachís, es detenido cuando la policía le ve realizando un intercambio dentro de un vehículo con otra persona. Cuando sale del mismo le cachean encontrándole 300 euros, y dentro del interior de vehículo 6 bolas de hachís.

Se consigue la absolución del cliente. La estrategia se centro en desvirtuar el testimonio de los agentes en aras a acreditar que desde la distancia que estaban no podían haber visto intercambio alguno. También se presentó numerosa documentación acreditativa que el cliente tenía una actividad laboral y vida normalizada. Por último se alegó que se había roto la cadena de custodia de la droga dado que desde que consta el acta de remisión hasta la recepción por toxicología transcurren más de dos meses.

Hola soy Pilar, puedes contactar conmigo ahora y atenderé tu consulta

o déjame tu teléfono y te llamaré en la mayor brevedad