Preguntas frecuentes

Abogado experto en delitos de Alcoholemia en Madrid: Dar positivo en un control de Alcoholemia y la Prueba de Alcoholemia

ABOGADOS PENALISTAS, AMPLIA EXPERIENCIA FORENSE EN DELITOS DE ALCOHOLEMIA.

ASISTENCIA 24 HORAS EN JUICIOS RÁPIDOS, DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD DEL TRÁFICO, ALCOHOLEMIA, NEGATIVA A SOMETERSE A LA PRUEBA DE ALCOHOLEMIA, CONDUCCIÓN SIN PUNTOS.

 

TLFN: 615 944 098 – info@abilityabogados.com

 

Dar positivo en un control de alcoholemia puede ser constitutivo de un delito o de infracción administrativa.

Sera constitutivo de delito si la tasade alcohol encontrada es igual o superior a 1,2 gramos de alcohol por litro de sangre o en 0,60  mililitros de alcohol por litro de aire espirado .Profesionales: 0,3 gr/l en sangre o 0,15 mg/l en aire espirado, Noveles: 0,3 gr/l en sangre o 0,15 mg/l en aire espirado.

 

Será castigado con pena de tres a seis meses de cárcel, multa de seis a doce meses ( de 360 euros a 144.000 euros) o trabajos en beneficio de la comunidad (de 31 a 90 días), además de la retirada del permiso de conducción de 1 a 4 años.

Será sanción administrativa en  el caso de que el control de alcoholemia no supere el porcentaje indicado, pero sea superior  a 0,50 gr/ en sangre o 0,25 ml/litro de aire espirado, se considerará infracción administrativa, castigada con una multa de entre 300 hasta 600 euros y pérdida de seis puntos en el carné de conducir.

 

PRUEBA DE ALCOHOLEMIA

 

Etilómetro: Es el aparato que mide el nivel de alcohol en aire espirado y que produce la prueba que luego se presenta en el juicio por el Ministerio Fiscal. Estos aparatos deben ser revisados periódicamente, concretamente, una vez al año. Si hace más de un año desde la última revisión del etilómetro que se ha empleado para realizar la prueba de alcoholemia, su lectura no es válida ya que la revisión ya no estará en vigor, por lo que tendremos que ocuparnos de verificar dicho extremo ya que puede determinar la absolución del imputado, a falta de otra prueba de cargo.
En la mayoría de los casos suele ser un etilómetro marca DRÄGER, modelo 7110-E, que es uno de los modelos homologados. El abogado deberá solicitar la documentación del alcoholímetro, para comprobarr que haya pasado la obligatoria revisión anual (o que haya sido fabricado hace menos de un año). De no ser así, tendríamos una valiosísima prueba que determinaría la invalidez de la prueba de alcoholemia y, por increíble que parezca, esta situación se repite con frecuencia. No obstante, en el caso de que hubiese pasado su correspondiente revisión anual, también obtendremos un dato importantísimo.
Los alcoholímetros, al igual que la mayoría de las máquinas y las personas, tienen un margen de error:
Si el aparato tuviese menos de un año “de vida” y nunca hubiese sido sometido a una revisión, se le presumiría un margen de error del 5%.

Si el aparato hubiese pasado alguna revisión, independientemente del tiempo que tenga y del numero de revisiones al que haya sido sometido, se le presumiría un margen de error del 7,5%.

 

Estas cifras pueden ser definitivas en función del resultado, pudiendo marcar la diferencia entre un negativo (< 0,25 mg/l) y un positivo administrativo (>0,25 mg/l sin sintomatología) o, si la denuncia estuviese basada exclusivamente en la tasa de alcohol en aire espirado, entre una infracción administrativa (<0,60 mg/l) y un delito (>0,60 mg/l). Si fundamentando vuestro recurso o vuestra defensa en el margen de error, la cifra que resultase estuviese fuera de la infracción administrativa o del ilícito penal, será muy difícil que os sancionen/condenen.

 

Tiene derecho a que le realicen una segunda prueba, entre la primera y la segunda deberá mediar 10 minutos.

 

Si no está de acuerdo con el resultado de la prueba, puede solicitar con total libertad un análisis clínico, ya sea de orina o de sangre. En caso de ser negativo, la Jefatura Central de Tráfico asumirá los gastos de laboratorio, pero si es positivo es el conductor quien debe pagar dicho coste. El coste aproximado son 250 euros.Por lo que le aconsejamos que si ha bebido no solicite esta prueba ya que suele confirmar la del etilómetro.

 

En el caso de dar positivo se inmoviliza el vehículo. Si en ese momento circulaba con otra persona y ésta se encuentra en plenas facultades y posee el permiso de conducir, se puede hacer cargo del coche. E incluso,  está en tu derecho de llamar a un tercero para que venga a recoger su vehículo y evitar así el coste de la retirada del vehículo del depósito municipal, siempre y cuando el vehículo no se encuentre entorpeciendo la circulación.

 

No se niegue a someterse a la prueba de alcoholemia. Todos los usuarios de la vía, incluso un peatón, tienen la obligación de someterse a un control de alcoholemia o de sustancias estupefacientes. La negativa a someterse a la prueba de alcoholemia o de sustancias estupefacientes implica su traslado a dependencias policiales, la inmovilización del vehículo, y además es constitutivo de un delito de contra la seguridad del tráfico, castigado con penas de prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años”. Si se niega a someterte a las pruebas y tiene síntomas evidentes de encontrarse bajo los efectos del alcohol (habla pastosa, vocabulario reiterativo, fuerte olor a alcohol, etc.,) los agentes de la autoridad así lo harán constar en el atestado y te puedes encontrar imputado por dos delitos, uno conducir bajo los efectos del alcohol, y otro por negativa a someterte a las pruebas de alcoholemia.

 

Sometimiento a prueba detección consumo drogas.

 

A diferencia que la conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas, el caso de las drogas es mucho más complicado. Sin embargo, legalmente, los derechos y deberes que tiene una persona sometida a una prueba por ingesta de sustancias estimulantes son los mismos que en un control de alcoholemia.

 

El aparato que se está utilizando hoy en día en toda Europa, incluido nuestro país, es el Drug Test 500, fabricado por Dräger. Detecta cualitativamente el consumo de drogas a través de la saliva y está preparado para distintas variantes de estupefacientes: anfetaminas, metanfetaminas, opiáceos, cocaína, benzodiacepinas y cannabis. Sólo estima qué droga se ha consumido, pero no indica la cantidad. Tarda mucho en analizar la sustancia, lo que en ocasiones invalida la prueba.

 

Al pasar un control de drogas, el procedimiento a seguir es exactamente el mismo que en la prueba de alcoholemia. Sin embargo, al ser un análisis que revela el tipo de sustancia pero no la cantidad de la misma, los positivos requieren una segunda prueba en un centro médico. Al contrario que con el detector de drogas, con un análisis clínico sí se puede determinar la cantidad de la sustancia en sangre. Los agentes te someterán a la prueba de saliva y, en caso de ser positivo, se envía como evidencia a un centro clínico para analizarlo y determinar el tipo de sanción. Tenga en cuenta que hay sustancias que permanecen en la sangre días.

 

Puedes ampliar más información en nuestra sección de “CONSEJOS EN DERECHO PENAL” o en “ABOGADOS PENALISTAS EXPERTOS EN JUICIOS Y DELITOS” , en “ABOGADOS PENALISTAS ASISTENCIAS 24 HORAS” , “NEGATIVA DE SOMETERSE A LA PRUEBA DE ALCOHOLEMIA”, “CONDUCCIÓN SIN CARNET” y ” CONDUCCIÓN POR NO HABER OBTENIDO NUNCA LA LICENCIA  

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia? Ayúdanos a compartirla en tus redes sociales, así la información llegará a más gente. Cualquier sugerencia no dudes en enviarnos un comentario a este post.

3 Comments

0
  • Óscar Chicote

    Muy completo el artículo, aclara muchos aspectos de la legislación que la mayoría desconocemos.
    Respecto a la detección de consumo de droga echo en falta un dato: ¿el tipo de sanción se determina en función de la cantidad detectada en la segunda prueba? De ser así, ¿existen mínimos para cada sustancia a partir de los cuales se sanciona?

    Gracias

    • Pilar Hernández García

      Muchas gracias Óscar.entendemos que es necesario que la gente este al corriente en estos temas ya que están a la orden del día.

    • Pilar Hernández García

      Entre los diferentes problemas que presenta la aplicación del precepto relativo a conducir bajo la influencia de drogas, hay que resaltar que en principio y a diferencia de la conducción alcohólica, no se establecen tasas objetivas para acreditar el mismo, siendo necesario para cumplir con el requisito de tipicidad el análisis subjetivo de la influencia, de ahí, la dificultad que puede plantear su aplicación.Es decir para cometer el delito de conducir bajo influencia alcohol basta dar tasa superior a 0,60 . Pero en el caso de drogas es necesario además de dar positivo a una sustancia que se acredite que ese consumo influye negativamente en la conducción , y esto como se acredita? Generalmente los agentes en el atestado hacen constar signos externos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
error: Content is protected !!